Cúrcuma

Conocida también como palillo, la cúrcuma es una poderosa raíz que destaca por las maravillosas bondades que ofrece al cuerpo humano.

En Perú, su cultivo prospera principalmente en los departamentos de Amazonas, Huánuco, Junín, San Martín, Cusco y Ayacucho. Una gran ventaja de este insumo es que su disponibilidad estacionaria está vigente los doce meses del año, por lo que es posible adquirirlo en cualquier momento.

Entre las mayores bondades de la cúrcuma, reluce la presencia de curcumina. Esta sustancia tiene una poderosa acción antioxidante, que permite fortalecer el sistema inmunológico y, además, reparar y prevenir los daños que puede ocasionar la exposición a los radicales libres. También posee cualidades astringentes.

Asimismo, permite aliviar la inflamación del organismo y disminuye el malestar estomacal. Es recomendada para personas que sufren de gastritis, digestión lenta y falta de apetito. La cúrcuma actúa de forma positiva en el sistema nervioso, ya que produce serotonina, la cual elimina el estrés y mejora el ánimo.

La cúrcuma influye en el sistema cardiovascular, esto es posible gracias a sus bondades cardioprotectoras; reduce los triglicéridos y combate el colesterol.

El palillo es un condimento perfecto para tus comidas, y en la gastronomía peruana es muy frecuente emplearlo para la elaboración de guisos y arroces. Si