Jengibre

Conocido también como kion, este alimento fue traído a nuestro país a fines del siglo XVIII, proveniente de China, de donde es originario. En Perú, se produce en la Selva Central, principalmente en la región Junín, donde encuentra las mejores condiciones ecológicas para su cultivo.

De nombre científico Zingiber officinale Roscoe, el jengibre es un tubérculo de tallo grueso que puede llegar hasta el metro de altura. Es muy parecido a la cúrcuma y se caracteriza por ser muy aromático, de sabor agrio picante y color amarillo claro en su interior.

El jengibre es considerado hoy en día un superalimento debido sus propiedades y beneficios nutricionales. Destaca su contenido de vitamina C, lo que permite un sano desarrollo de tejidos en el organismo, en el fortalecimiento del sistema inmune y en la prevención de la formación de radicales libres. También es rico en vitamina B9 o ácido fólico y minerales como el magnesio y potasio; este último contribuye a la función adecuada del sistema digestivo y permite la contracción muscular normal.

Otras vitaminas y minerales presentes en este superalimento son la vitamina E, otras vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6), calcio, hierro, manganeso, zinc, fósforo y sodio. Además, contiene aceites esenciales, como el gingerol, que posee propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Aunque ya desde siglos atrás el jengibre ha sido considerado una planta medicinal, como es en el caso de la medicina tradicional china, diversos estudios de la ciencia moderna han identificado que este tubérculo puede traer varios beneficios a nuestra salud.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido la propiedad del jengibre para el alivio de problemas digestivos; ayudando en la asimilación de alimentos grasosos. Asimismo, contempla el uso de esta raíz para la disminución de náuseas y mareos.

Otra propiedad que se le atribuye a este superalimento es su poder antiinflamatorio. Investigadores de la Universidad de Copenhague comprobaron la eficacia del jengibre en el alivio de dolores musculares e inflamación. Así también, la Universidad de Georgia, Estados Unidos, realizó un estudio a 74 personas, encontrando que la administración diaria de jengibre redujo el dolor muscular inducido por el ejercicio en un 25 %.